Expertos recomiendan a las empresas que conozcan y reduzcan su Huella de Carbono

jornada_sil_001_mercedes

 

ITENE
  • El centro tecnológico ITENE ha participado en el SIL 2014 en la Jornada Técnica: “Nuevo Real Decreto de Huella de Carbono: Implicaciones para las Empresas”

 

ITENE ha participado este martes en la Jornada Técnica: “Nuevo Real Decreto de Huella de Carbono: Implicaciones para las Empresas”, en el marco del SIL 2014, que se celebra en Barcelona. El centro tecnológico ha recomendado a las empresas asistentes a la jornada que conozcan su propia huella de carbono y que la reduzcan.

La jornada ha tenido el objetivo de detallar a las empresas las implicaciones y ventajas que tiene el nuevo Real Decreto sobre Huella de Carbono del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que entró en vigor la pasada semana. Su fin es reducir la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y ayudar a las empresas en este objetivo.

En concreto, esta actividad ha reunido a técnicos de medio ambiente, responsables de cambio climático de las empresas y responsables de normativa en esta materia, entre otros profesionales.

Han participado en esta jornada Mercedes Hortal, responsable de la Oficina de Sostenibilidad de ITENE, Salvador Samitier, jefe de la Oficina Catalana para el Cambio Climático; Marta Hernández, de la Oficina Española de Cambio Climático, y Sandra Pérez, responsable técnico de la Plataforma Tecnológica Española de Envase y Embalaje (Packnet).

Los ponentes han coincidido en subrayar las ventajas que tiene para una empresa conocer su huella de carbono tanto para mejorar de su imagen como para abrirse a la posibilidad de acceder a mercados europeos que ya requieren este certificado. Además, “reducir la huella de carbono supone una reducción en el consumo energético y, por lo tanto, una reducción de costes. Y todo unido conlleva una mejora de la competitividad de las empresas”, han explicado.

Mercedes Hortal ha señalado en la jornada que “la huella de carbono es un indicador que refleja una realidad respecto a la situación ambiental de una organización. Consideramos que lo adecuado es realizar una al año, que nos permita medir la evolución en nuestra reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero”.

Hortal ha apuntado también que actualmente hay varias metodologías para determinar la huella de carbono de una compañía, pero que, en general, lo que deben medir las empresas son “las emisiones directas, fruto del uso de combustibles fósiles en su proceso de producción, las emisiones de los vehículos propiedad de la empresa y las emisiones derivadas del consumo energético de la actividad productiva”.

Además, Mercedes Hortal ha comentado las recomendaciones que se pueden aplicar a un informe de huella de carbono relacionadas con los proveedores de una compañía. Así, Hortal ha explicado que “una empresa puede cubrir todos los impactos ambientales relevantes incluyendo flotas de vehículos que tenga subcontratadas, e incluso instar a sus proveedores a que también determinen su huella de carbono y tomen medidas para reducirla”.

El evento ha estado dirigido a las empresas que desarrollan una actividad económica en el territorio nacional y son generadoras de gases de efecto invernadero, así como a los titulares de proyectos de absorción de CO2.