La electrónica impresa favorece la relación del niño con el juguete, según un estudio validado por AIJU

 

aiju

La inclusión de dispositivos electrónicos con efectos luminosos (EL) en piezas de juguetes mejora la habilidad de interacción del niño con dicho producto. Así lo ha demostrado AIJU en un estudio de validación que ha realizado recientemente en dos productos, una cocina y una moto de montar. En ambos casos, la encimera, en el caso de la cocina y los faros, en el caso de la moto, se sustituyeron por dispositivos adhesivos con efecto luminoso.

En el estudio han colaborado también la empresas Autoadhesivos Z&R, que lidera el proyecto y que realiza el escalado industrial de los resultados, Eurecat, que ha investigado los dispositivos y su integración industrial, y el propio AIJU.

Validación por niños y padres:

Los prototipos obtenidos han contado con el visto bueno de padres y niños, es decir, los usuarios finales. Los niños que utilizaron la moto tenían la edad marcada por el fabricante (entre 15 y 36 meses) y no apreciaron los faros luminosos. No obstante, los padres sí valoraron positivamente estos dispositivos tanto por su funcionalidad y estética (que se aprecia incluso con la luz del día) como por factores de seguridad, al compararlos con sistemas tradicionales.

La cocina con dispositivos FLEXeTOY también se validó, como la moto, con usuarios en edades comprendidas entre 3 y 5 años y sus padres. La inclusión de luces que simulan los fuegos en la cocina resultaron muy atractivos a los niños, que pueden encender y apagar los fuegos simulando los roles de los adultos. Los padres enfatizaron la luminosidad de los fuegos de la cocina y sugirieron, incluso, la inclusión de más dispositivos luminosos en el horno, por ejemplo.

Ventajas para los fabricantes:

La integración de estos dispositivos en los productos como motos o cocinas pude permitir a los fabricantes de juguetes incluir características personalizadas en los juguetes a un coste asequible, y les proporciona una mayor competitividad y sostenibilidad a medio plazo. Los desarrollos obtenidos les dotan de nuevas herramientas que les permite conferir a sus productos un mayor atractivo.

Además, la industria de las artes gráficas y electrónica se puede beneficiar del desarrollo de elementos electrónicos impresos sobre sustratos flexibles, y le abre la posibilidad de introducirse en áreas de aplicación en innovadoras en comparación a la electrónica convencional.