La hidroponía en el cultivo de frutos rojos permite incrementar la densidad de plantación

Hidroponía coco

Los sistemas de hidroponía para el cultivo de frutos rojos ofrecen a los agricultores numerosas ventajas con respecto al cultivo tradicional. La hidroponía permite satisfacer la demanda de productos hortofrutícolas en cualquier época del año y es especialmente recomendable para el cultivo del arándano. En este sentido el cultivo hidropónico del arándano responde a las exigencias de los agricultores ya que proporciona plantas de calidad en un tiempo reducido con un gran aumento de la productividad.

 

Cultivo hidropónico del arándano:

En el caso concreto del arándano, por sus necesidades de suelo ligeramente ácido, las técnicas hidropónicas resultan especialmente apropiadas. En este caso los mejores resultados se obtienen con mezclas de sustato de turba, coco y perlita. Esta es la propuesta que hace Projar, uno de los principales fabricantes de sustrato en España, tras un intenso trabajo durante más de cinco años junto a cultivadores de arándano de España, México y Marruecos.

La ventaja de cultivar el arándano en un sistema hidropónico es que el contenedor permite reducir el marco de plantación, ya que la planta se desarrolla de forma independiente con un sustrato adecuado, sin depender de la fertilidad del suelo. Con este sistema se consigue duplicar la producción por unidad de superficie.

Otra de las ventajas del cultivo hidropónicoes que el contenedor está diseñado para un óptimo drenaje, característica fundamental para el arándano que es especialmente sensible al exceso de humedad.

Según Rafael Bolinches, responsable de la división hortofrutícola en Grupo Projar, las ventajas del cultivo de los frutos rojos en hidroponía “son numerosas: incrementa notablemente la densidad de producción, aumenta la calidad del fruto y el control sobre las condiciones del cultivo es máximo”. Para Bolinches “es cierto que la inversión inicial es superior, pero se rentabiliza en un corto periodoporque se aumenta la producción por hectárea. Y además, es posible conducir el cultivo hacia la época del año donde hay escasez en el mercado, adelantando ciclos y aprovechando así unos precios de mercado superiores ”.

 Experiencia de Grupo Projar:

Grupo Projar pone a disposición de los agricultores los años de experiencia del grupo asesorando a clientes para la transformación de cultivo en suelo a cultivo hidropónico. En este sentido, Projar lleva desde los años 90 desarrollando sistemas hidropónicos para la tecnificación de explotaciones agrícolas con diversos cultivos.Projar, además, pone a disposición de los agricultores un equipo de ingenieros agrónomos que asesoran en la implantación de sistemas hidropónicos para el cultivo del arándano, algo en lo que son pioneros ya que llevan más de 5 años trabajando sustratos para frutos rojos.

Cabe destacar que Grupo desarrolla sustratos personalizados desde hace 35 años gracias a su propia fábrica de sustratos en Almería y sus plantas de procesado de la fibra de coco en India y Sri Lanka. Por otro lado la experiencia acumulada en el desarrollo de producto a Projar le permite completar su oferta con productos de los mejores fabricantes: mallas antihierbas, de sombreo, contenedores especiales para el cultivo del arándano o la frambuesa, etc.

Así la ventaja competitiva de Grupo Projar radica en que ofrecen producto y asesoría tanto en la propagación de plantas de frutos rojos, como en la fase de producción del fruto. “De este modo –continúa Bolinches- desde Grupo Projar podemos ofrecer asesoría sobre qué tipo de sustrato debe utilizarse para cada cultivo, adaptándonos a las condiciones particulares de cada cliente damos soporte técnico durante todas las fases de producción”.