MC Spain crea un producto que evita vibraciones en suelos de industrias y parkings con tráfico rodado

 

SistemadejuntasMCFloorConnect_web

 

MC Spain, industria de productos químicos, ha creado un sistema que evita vibraciones en los suelos de industrias y parkings con tráfico rodado. Este nuevo producto, llamado MC Floor Connect se instala de forma rápida y fácil por un profesional y logra que la superficie quede totalmente lisa, lo que garantiza que los equipos rodantes que transitan por estas áreas como carreterillas, en el caso de suelos industriales o coches en las zonas de parkings, lo hagan sin vibraciones ni ruidos.

El producto es único en el mercado, ya que cuenta con una capacidad de puenteo de hasta 80 mm. Estas propiedades hacen que no tenga competencia en este momento.

En la actualidad, las juntas para suelos convencionales, hechas para resistir las altas cargas de tráfico rodado sobre suelos de hormigón, están fabricadas con acero y se encuentran en parkings, instalaciones de producción y almacenamiento, y ciertos tipos de instalaciones minoristas.

El problema de este tipo de perfiles, es que, pese a que pasan desapercibidos a la vista, si que producen ruido y vibraciones en contacto con el tráfico rodado. No solo esto, si no que, estas vibraciones, pueden llegar a causar daño en las mercancías y, por tanto, una repercusión económica para las compañías. Lo que finalmente produce desgaste con riesgo para su integridad operativa.

Producto único en el mercado

El sistema de perfiles de juntas MC Floor Connect con polímeros de rápida y fácil instalación crea una superficie lisa que garantiza a los equipos rodantes ausencia de vibraciones y ruido. Ofrece una alta resistencia mecánica y queda a ras con el suelo, por lo que no aparecen bordes disruptivos. Con este sistema, los equipos rodantes de manutención podrán circular de forma suave y con la mayor seguridad, tanto para el personal como para los materiales transportados.

El nuevo productos MC Floor Connect está disponible en tres tipos diferentes ST, RC y CP. Además, su baja profundidad de instalación permite que el nivel de cincelado necesario sea mínimo, dejando así intacta la estructura del edificio. De este modo, el proceso de instalación no lleva más de dos días. Junto a la solidez, los perfiles ofrecen una alta resistencia química a prueba de corrosiones e impermeables.

En concreto, el MC Floor Connect ST se ha desarrollado para ser utilizado en instalaciones de producción y almacenamiento. Una de sus características es su alta resistencia al estrés mecánico como el causado por la circulación de carretillas elevadoras. El ancho de junta máximo para este tipo de producto es de 30mm, y tras su utilización se puede acabar con selladores transparentes o pigmentados.

Por su parte, el MC Floor Connect RC es capaz de resistir también altas cargas mecánicas, aunque tiene un rebaje para recubrimientos con capa fina de hasta 5mm de profundidad. Esta característica hace que sea especialmente adecuado para suelos de complejos industriales o establecimientos de venta al por menor, donde los recubrimientos de suelos son habituales. Su ancho de junta máximo también es de 30mm.

En cuanto a MC Floor Connect CP está diseñado para su uso en juntas expuestas a estrés mecánico de parkings multiplanta. También tiene rebaje para el recubrimiento, pero ofrece una capacidad de puenteo de juntas de hasta 80 mm. Estas propiedades no cuentan con competencia en el mercado en este momento, por lo que se trata de un producto realmente único.

Para el director general de MC Spain, Carlos Safránez, “los perfiles de juntas se tratan de una solución realmente única en este momento. Se suministran en longitudes de 1,20 metros, luego se cortan in situ para hacerlas del tamaño que interese utilizando una amoldadora radial. Todos los perfiles de juntas vienen con un completo juego de acoplamiento X, L, y T que permite una completa adaptabilidad, incluso para diseños complejos de juntas”

El modo de utilización de estos perfiles es sencillo, ya que se fijan con adhesivo a la base de hormigón, en un cajeado para el perfil que se cincela a ambos lados de la junta. De este modo, los perfiles se instalan a ras de la superficie circundante y puestos en servicio al día siguiente, una vez ha transcurrido tiempo suficiente para que el adhesivo se endurezca plenamente. Y, una vez instalados, los perfiles pueden ser sellados o recubiertos.