Projar consolida su posición en el mercado de los berries con implantación en España, Marruecos, México y Portugal

Projar tiene previsto afianzar su posición en el mercado de los berries o frutos rojos gracias a su introducción en los mercados marroquí, portugués y mexicano. En este sentido ya cuentan con una penetración en el mercado de Marruecos del 90% y su próximo objetivo es consolidar su presencia en México donde esperan vender a lo largo de 2016 el equivalente a mas de 50 hectáreas de cultivo, lo que significaría una facturación de 1 millón de euros adicional.

Projar proporciona a los agricultores una solución de cultivo hidropónico personalizado para cada fruto y en función de la climatología en la que se va a desarrollar.

Una de las ventajas del cultivo hidropónico es que permite mantener la actividad agrícola, incluso en zonas donde los suelos ya están agotados, o donde sus características físicas y químicas impiden acometer nuevas plantaciones.

La ventaja de Projar está en la personalización del sustrato que permite adaptarlo al cultivo del arándano, de la mora y de la frambuesa, respectivamente. Pero además la empresa ofrece al agricultor la solución completa, incluido un servicio de asesoramiento de cómo debe abordarse esa transformación, ya que según, el responsable de esta área en Projar, Álvaro Villalba “el cultivo hidropónico en berries es nuevo y no todos los agricultores y técnicos tienen la experiencia de cómo llevarlo a cabo, debido a lo novedoso del sistema”.

Rentabilidad:

Pero a pesar del desconocimiento, se trata de una técnica en expansión ya que la inversión inicial se recupera rápidamente y permite que, en el caso del arándano, según confirma Álvaro Villalba a los pocos meses ya se pueda recolectar fruto y durante 8 años, la planta es productiva con niveles de rendimiento superiores a los del cultivo en suelo”. En el caso de la mora y de la frambuesa “las plantas empiezan a dar frutos en el primer año”.

Otra de las ventajas de los frutos rojos es que “a pesar de que nos parecen frutos de climas fríos, las nuevas variedades se plantan en zonas templadas”, de ahí su expansión en España, en la zona de Huelva, y también en Portugal, México y Marruecos.

La empresa, con sede en Valencia, comenzó a ofrecer soluciones de hidroponía para frutos rojos en 2012 para arándano y frambuesa y este mismo año 2016 ha comenzado a comercializar soluciones para mora. “Se trata de un cultivo incipiente pero de gran recorrido”. En el caso del arándano, la previsión es que la producción mundial crezca un 42% en 3 años (según los datos del Global Berry Congress celebrado en Holanda el pasado mes de marzo).